Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

El pasado 8 de octubre, con el regusto de la fiesta del Rosario en la víspera, los corazones de miles de varones de 35 países se abrasaron henchidos de amor virginiano con el incienso de la plegaria y se encaramaron al Cielo en volandas millares de coronas de 50 rosas, perfumadas en varios idiomas, con una fuerte fragancia de habla hispana. Son pequeñas semillas de mostaza que arraigan en las entrañas de los que se cobijan en el frondoso árbol de María para asegurarse la salvación y arrancar del averno el mayor número de almas.

 

De Santa María, nunca bastante afirma San Bernardo. Siempre es ínfimo todo lo que se diga de nuestra Madre del Cielo y Ella ha solicitado insistentemente el rezo del Santo Rosario para salvar a la humanidad de sus pecados y el triunfo de su Inmaculado Corazón. Es un gran signo de esperanza que el Rosario de hombres, rezado en la vía pública, se vaya asentando en un buen número de países. Y es de esperar que se vayan sumando muchos más en los próximos meses para marianizar el mundo entero y que la impotencia de la humanidad caída se arroje confiada en las manos de la omnipotencia suplicante.

Los 6 continentes unidos por el cordel del Santo Rosario

El pasado sábado se celebró con gran éxito el Rosario Mundial de Hombres en honor a la Santísima Virgen en 35 países y más de 150 ciudades de todo el mundo.

Participaron miles de hombres fervorosos y entusiasmados, entre ellos un buen número de sacerdotes y obispos.

En Europa se rezó en España, Italia, Irlanda, Polonia, Holanda, Croacia, Portugal, Luxemburgo, Reino Unido y Francia. En América asistieron católicos de Canadá, Estados Unidos, México, el Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Perú, Chile, Brasil, Uruguay, Paraguay y Argentina (algunos de ellos llegaron a la Antártida). De Asia estuvieron presentes el Líbano, Malasia, Filipinas y la India; mientras que por Oceanía hubo varones de Australia; y finalmente en representación de África estuvieron los hombres de Zambia.

El español Miguel Pérez, coordinador internacional del Rosario de hombres, afirma que el hecho de que se haya esparcido tan rápido muestra la gracia de Dios en acción, uniendo y motivando a hombres de todo el mundo a defender la masculinidad en la fe y en la sociedad.

Para más información:

https://rosariodehombres.com/ 

https://t.me/RosariodeHombres

Por Javier Navascués

A orillas del Ebro se levanta en Zaragoza la espléndida basílica del Pilar, en el sitio donde, en la época musulmana, hubo un templo dedicado a Santa María. En los años que pasó en Zaragoza, en el seminario y estudiando Derecho civil, las visitas de san Josemaría al Pilar eran diarias.

Pilar Velilla Flores

Descubre cómo surgió la idea de las cintas de colores del tamaño de la talla de madera, símbolo de su manto