Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

La Iglesia en Inglaterra «rededicará» el país como «Dote de María»

MARTES, 11 DE FEBRERO


Nuestra Señora de Lourdes

La Virgen que regala la salud y purifica

Lourdes es la Virgen a la que millones de personas acuden buscando salud, sanación. “Yo soy la Inmaculada Concepción”: así se presentó a la pastorcita Bernadette cuando se le apareció en el año 1856 en los pirineos franceses.

Ella es una señora pura, como el agua del manantial de su visitadísimo Santuario, al que tantos acuden para quedar limpios, de enfermedades físicas, psicológicas o espirituales.

Todo empezó el 11 de febrero de 1856. Bernadette Soubirous ve en la gruta de Massabielle a “una dama vestida de blanco que llevaba un vestido blanco, una vela blanca también, un cinturón azul y una rosa amarilla sobre cada pie”. Ella es sólo una pastora de 14 años de una familia humilde.

En poco más de 5 meses, María se le apareció 18 veces, con un mensaje de esperanza y de cambio

Desde entonces, muchas personas han visitado a María en el pequeño pueblo de Lourdes y algunas han recibido favores y milagros.

La fe en la Virgen de Lourdes se ha extendido por todo el mundo. Ella lleva un gran regalo: la sanación de Dios, la purificación.

Historia del anillo nupcial de la Virgen: un judío, un resucitado, un fraile ladrón, una guerra...

Fieles en la catedral de Perugia durante una de la tres ostensiones anuales del anillo de la Virgen

Se venera en Perugia tras un recorrido rocambolesco

Cari Filii

Y María guardaba todas estas cosas en su corazón.(1)

Por Domingo Aguilera. Febrero 2020

En el capítulo 2 versículo 19, justo cuando los pastores acaban de adorar al Niño, San Lucas nos dice: ”María guardaba todas estas cosas ponderándolas en su corazón.” Y lo repite al final del mismo capítulo en el versículo 51 “bajó con ellos, vino a Nazaret y les estaba sujeto. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón

Y cabe preguntarnos ¿Qué cosas eran esas que María guardaba en su corazón? ¿Unos bonitos atardeceres? ¿Unas buenas tertulias con sus parientes?.... Lo veremos en varios capítulos.

Ahora vamos a situarnos en Nazaret el año 0 de nuestra era. El pueblo judío esperaba la llegada del Mesías. Los profetas y los signos de los tiempos así lo anunciaban.  Toda Jerusalén bullía en habladurías y preguntas.


El santuario de Kibeho congrega peregrinos procedentes de África y, cada vez más, del resto del mundo.

El sacerdote Jean Claude Mbonimpa vivió el genocidio ruandés profetizado

ReL