Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

Por Domingo Aguilera. Diciembre 2022

 Hasta el siglo XIII muchos teólogos pensaron que María fue concebida con el pecado original y que posteriormente, como Juan Bautista, fue sanada en el vientre materno. Incluso así lo expresa Tomás de Aquino diciendo “si el alma de la santísima Virgen María no hubiera estado nunca manchada con el pecado original sería en detrimento de la dignidad de Cristo, salvador universal de todos.” (STh III, 27, 1 ad 2)

Fue un franciscano, Juan Duns Scoto, quien puso las bases de esta expresión “Dios podía crear a la Virgen en el estado de pureza original; era conveniente que fuese así; por tanto, lo hizo”. (En realidad fue Eadmero, en su tratado sobre la Virgen María quién primero puso por escrito esta expresión)

Pablo Cesio - Aleteia Bolivia - publicado el 29/11/22

La Medalla Milagrosa, revelada por la Virgen María a Santa Catalina Labouré  hace casi dos siglos, ha demostrado desde entonces que hace honor a su nombre. 

José Manuel Díez Quintanilla, en su libro Las apariciones de la Virgen María: Doctrina e historia (LibrosLibres), y en este reportaje del canal católico Creo TV, comenta las apariciones de la Medalla Milagrosa en la Rue du Bac de París, en 1830, que considera "las primeras apariciones de la Virgen de época moderna", refiriéndose a un siglo XIX en el que se extendió la increencia y el materialismo entre las élites occidentales.