Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

 

TOLKIEN
Shutterstock-Anna Tochennikova
 

El poema se descubrió recientemente y pone de manifiesto la profunda fe católica de Tolkien

El escritor de fantasía J.R.R. Tolkien, famoso por sus obras El hobbit y El señor de los anillos, tiene muy pocas obras publicadas que hagan referencia explícita a su fe católica.

Santa María, Madre de Dios
Santa María, Madre de Dios

1 DE ENERO DE 2020 Infocatólica

Dichosa eres, Virgen María, que llevaste en tu seno al Creador del universo. Engendraste al que te creó y permaneces virgen para siempre.

NATIVITY SCENE

By PhotoStockPhoto | SHUTTERSTOCK
 

Conoce el significado de la fiesta mariana más antigua

María es la madre de Jesús, que es Dios, por lo que ella es la Madre de Dios. Esta es la fe que da origen a la celebración católica del primer día del año, la fiesta mariana más antigua de Occidente: María Madre de Dios.

Por Domingo Aguilera. Enero 2020

Es tiempo de Navidad. Nace el Niño. Y no hubo sitio en la posada. En un establo. Y como el Señor no da puntada sin hilo, podríamos preguntarnos ¿por qué un Niño y en un pesebre?

Caben muchas respuestas: era conveniente, era adecuado, para mostrarnos su humildad, su pobreza, etc.

En el post anterior vimos la importancia de las relaciones que establecemos con María y con los demás. Y lo primero que hace María es presentarnos a su Hijo. Un bebé al que adoran los ángeles en el cielo, y unos pastores y, más tarde, unos magos, en la tierra.

Adorar. Reconocer a Dios como Todopoderoso y a nosotros como sus criaturas. Es la posición natural de la criatura ante su Creador. Postrados.

Private Collection The Visitation, Dorothy Webster Hawksley (England, 1884-1970)
  

Creer lo imposible es esperanza

María no se queda esperando el nacimiento de su hijo. Se pone en camino presurosa: “En aquellos días, María se puso de camino y fue a prisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel”.  

Me gusta la actitud de María. Sale de su comodidad. No se queda feliz en Nazaret esperando la llegada del Mesías. No cuida el don que ha recibido para evitar que le suceda algo malo.